“A partir del día siguiente ya no me iba a llamar Alisson Abarca, sino que El Salvador”

Redacción: Ivonne Javier.

Alisson Ivonne Abarca nació un 25 de enero de 1996, actualmente vive en Ilopango, es Miss El Salvador y estudiante de Idiomas en la Universidad Francisco Gavidia.

¿Alguna vez imaginaste de niña que serías reina de belleza?

Realmente sí, yo recuerdo que cuando estaba pequeña  veía los concursos de belleza en la televisión y siempre soñé con estar ahí algún día, más que representar al país o a la belleza Salvadoreña siempre soñé con el hecho de ser una voz para la juventud, una voz para las mujeres salvadoreñas y de esa manera poder ayudar a muchas personas en diferentes ámbitos porque para mí uno de los hábitos más importantes es la educación,  entonces siempre soñé con tener esa oportunidad de representar al país y así ayudar a muchas personas.

¿Qué estudias actualmente?

Tercer año de Licenciatura en Idiomas en la Universidad Francisco Gavidia, es una carrera que me gusta muchísimo porque, aparte de terminar de aprender un segundo idioma, puedo desarrollar diferentes programas que me ayuden a mí a ayudar a los jóvenes salvadoreños, a aquellos jóvenes que no tengan la oportunidad de pagar mensualmente en una academia poder ofrecerles yo con un programa que quiero desarrollar en el futuro para que ellos puedan estudiar el idioma.

¿Ha afectado de alguna manera en tus estudios y tu vida personal ser Miss Universo?

Realmente no, creo que soy una persona que sabe separar las dos cosas que estoy sobrellevando en mi vida siempre le dedico tiempo a todo lo que le tengo que dedicar.

¿Cuántos idiomas hablas?

Dos, español e inglés.

¿Cómo nace tu interés por ser parte de los concursos de belleza?

Yo participe en un concurso de belleza en el lugar donde yo vivo en san Bartolo y también en Ilopango, gané los dos concursos y eso me inspiró a seguirme desarrollando en este ambiente, a seguir creyendo

¿En qué momento decides participar en el Reinado de El Salvador?

Yo decidí participar  en el Reinado de El Salvador en febrero de este año, yo estaba en mi casa viendo la paginan de Facebook del Reinado de El Salvador  y casualmente vi la publicación que decía “casting abierto para la próxima  miss Universo El Salvador”, yo tenía un poquito de nervios y pena de ir, porque ya tenía dos años en los que había dejado de hacer esto, pero agarré valor y me recuerdo que yo fui al casting el 1 de abril de este año y pues quedé, fue bastante emocionante para mí porque iba a empezar una nueva experiencia y a retomar algo que me gustaba hacer.

¿Cómo fue el apoyo de tu familia y amigos cuando se enteraron que estabas participando en el Reinado de El Salvador?

Mi mamá siempre ha estado apoyándome en todas las decisiones que yo tome, para ella fue  algo extra a lo que yo ya había soñado anteriormente, entonces ella me apoyó muchísimo, mis hermanos siempre estaban diciéndome que yo podía hacerlo porque yo tenía en ese entonces mucho tiempo en la universidad y había dejado de trabajar, era como que todo estaba cambiando bastante pero ellos siempre estuvieron ahí apoyándome y diciéndome que de alguna manera  iba a salir y a conseguir lo que tanto deseara

¿Imaginaste alguna vez cuando ensayabas que ganarías miss universo El Salvador?

Realmente siempre tuve la determinación que yo quería ganar una corona, yo estaba consiente que podía ganar, pero también podía perder, así que mi enfoque principal era ganar Miss Universo porque es uno de los concursos que realmente se valora la belleza integral de la mujer, evalúan diferentes aspectos de la mujer y principalmente es un evento muy popular y que mejor que representar un país en un evento tan grande  por lo que yo tanto luché.

¿Cómo fue la relación entre las concursantes?

Fue bastante bonito, todas nos llevábamos súper bien, éramos alrededor de 25 candidatas y siempre teníamos tiempo de hablar entre nosotras, hacíamos grupitos para estar compartiendo nuestras experiencias y nos ayudábamos entre nosotras. Siempre había como ciertas diferencias porque es complicado no tener diferencias en un grupo tan grande, pero siempre supimos sobrellevarlo y sobre todo echarnos la mano cuando lo necesitábamos.

¿Cuál fue tu reacción al ser nombrada entre las finalistas?

Yo estaba bastante contenta, estaba entusiasmada y nerviosa, mi corazón iba a explotar de la felicidad porque eso era un paso más cerca de lo yo quería lograr esa noche

¿Qué fue lo primero que vino a tu mente al escuchar que fuiste la ganadora?

Bueno los primeros segundos yo quería llorar de tanta alegría que no me cabía en el corazón, pero pasado los minutos me di cuenta que mi vida iba a cambiar en ese momento, que a partir del día siguiente ya no me iba a llamar Alison Abarca sin no que me iba a llamar  “El Salvador”, que iba a representar a toda una nación y por lo tanto iba a ser una responsabilidad. Fue algo bueno, pero de  cierta manera tuve que asimilarlo.

Después de ser nombrada como miss universo, ¿cómo es tu preparación para representar al país a nivel internacional?

Mi preparación es un constante crecimiento personal, como la embajadora de la belleza salvadoreña nos estamos esforzando mucho por  hacer una buena representación. Realmente yo estoy 100% enfocada en lo que quiero lograr allá, me estoy preparando en los diferentes ámbitos como oratoria, gimnasio, expresión oral y expresión corporal porque eso son muchos detalles que tiene que cuidar al momento de representar un país entero y principalmente mi preparación está enfocada en cosas importantes  como trabajo social porque nosotros  también queremos demostrar que aparte de tener una mujer bella como representantes de una nación,  también tenemos una mujer humana, una mujer que vela  por el cuidado de otras personas y una mujer  que quiere inspirar  a otras personas a través  de su esencia pura.

¿Qué talento llevará Alisson Abarca a Miss Universo?

Aún no hemos decidido qué talento queremos mostrar, yo puedo bailar danza del vientre, pero a mi me gustaría llevar un baile dedicado a mi país, como sabemos que el folclor es una de las danzas principales de nuestro país, a mí me gustaría llevar algo así

Se rumora que dentro de los eventos de belleza es algo común las operaciones estéticas, ¿qué opinión te merece esto?

Bueno realmente es algo cierto, alrededor de la historia “mises” se han sometido a esto no porque no estén inconformes con ellas o no quieran mostrarse tal y como son, sino porque para un concurso internacional uno tiene que tener las herramientas necesarias y si se da la oportunidad ¿por qué no hacerlo?

¿Qué significa para ti la belleza?

Principalmente es relativa, la belleza se encuentra en todo lo que está lleno de valores, en lo que está lleno de principios, en lo que a través de sus características físicas pueda demostrar ciertas cualidades internas, principalmente saber que “bella” no  significa tener solo un lindo rostro o un lindo cuerpo, sino que es ser 100% una persona de calidad y preocuparse por los demás, tener principios que son importantes para vivir.

¿Qué concejo le darías a las jóvenes salvadoreñas que quieren participar en concursos de belleza?

Principalmente me encantaría decirles que si tienen el deseo de hacerlo y nace de su corazón, que lo hagan  y que sepan que todo puede pasar, se puede perder y se puede ganar, mi mensaje es que se esfuercen, que se atrevan a hacer la diferencia.

¿Qué Miss internacional admiras?

A nivel internacional admiro a Gabriela Isler, Miss Universo 2013, es una mujer venezolana que gano el concurso de una manera diferente, ella no era la típica perfecta, ella demostraba más que solo eso, demostraba  ser una mujer que se preocupaba por los demás y una mujer llena de valores, llena de principios y sobre todo interesada en hacer las cosas bien.

¿Qué Miss nacional admiras y por qué?

A  pesar que no la conocí, me hubiere encantado poder conocerla, María Isabel Arrieta fue la primera finalista en 1955, una mujer muy bella físicamente, pero sobretodo pudo llevar el nombre del país con amor.