Cisne blanco: así son los bombarderos nucleares que Putin envió a Maduro

Cisne blanco. Con ese nombre se conoce a los aviones de guerra que el gobierno de Rusiaacaba de enviar a Venezuela para protagonizar allí una serie de ejercicios miliares, noticia que encendió el alerta en la región y que molestó a Estados Unidos en medio de la tensión creciente con ambos países.

El bombardero estratégico Tupolev-160 (Tu-160) fue apodado con ese nombre de animal blanco y bello por su colar y por su diseño. Después, son pocas cosas las que los unen. Estas naves pesan 267.000 kilos cargado y preparado para despegar y mide 54 metros de largo, de acuerdo con lo publicado por el diario ABC. Son conocidos por ser los aviones de combate más pesados y más potentes del mundo.

Su primer modelo salió al aire en la década de los 80, durante los últimos años de la Guerra Fría, cuando los soviéticos buscaban un bombardero estratégico que se convirtiera en su orgullo. El Tu-160 realizó su vuelo inaugural el 19 de diciembre de 1981.

Puede alcanzar velocidades supersónicas y ya batió varios récords mundiales, entre ellos haber conseguido volar 1000 kilómetros con 30 toneladas de carga útil a una velocidad de 1720 kilómetros por hora y también durante 2000 kilómetros a 11.250 metros de altura, con 275 toneladas de carga, a una velocidad media de 1678 kilómetros por hora, de acuerdo con lo informado por el diario ruso Russia Today.