Cómo Argentina se convirtió en el país más endeudado de América Latina

En el listado de los países más endeudados de América Latina, Argentina ocupa el primer puesto.

Esto se traduce en que el país alcanzó una deuda pública del 77,4% del Producto Interno Bruto (PIB) en el tercer trimestre de 2018.

Así lo revela el reciente “Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe” de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Este porcentaje de deuda incluye el primer desembolso del préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI), de US$ 15.000 millones, el pasado junio.

Pero se espera que la deuda del país siga creciendo por los próximos préstamos que recibirá del organismo internacional.

En concreto, los analistas consultados estiman que el endeudamiento de Argentina alcance más del 90% para el cierre de 2018. 

¿Cómo llegó Argentina a tener esta deuda?

Existen varios factores que explican el aumento de la deuda.

Entre ellos están que Argentina tuvo un déficit fiscal muy grande en los últimos años, es decir que sus gastos fueron mayores a sus ingresos, y un tipo de cambio en continua depreciación.

“En términos de deuda respecto al tamaño de la economía (deuda/PIB) el peso de la deuda pasó del 40% en 2010 (U$S181.621 millones) al 94,6% en 2018 (U$S307.656 millones), siempre con los datos hasta el tercer trimestre”, detalla Esteban Domecq, presidente de Invecq Consultora Económica de Argentina.

Y puntualmente en el último año, la deuda se incrementó fuertemente ya que en 2017 era solamente del 56,6% respecto al PBI, añade el economista a BBC Mundo.

“La brusca devaluación del peso implicó un recorte muy importante del PIB medido en dólares al pasar de U$S560 mil millones en 2017, a un PIB del orden de U$S322 mil millones en 2018”, explica Domecq.

Otro de los factores relacionados al aumento de la deuda es la creciente inflación en el paísque en 2018 registró un incremento de precios acumulado de 47,7%, la tasa más alta en 27 años y la segunda en la región, tras Venezuela.

“Teniendo en cuenta la necesidad de bajar aceleradamente la tasa de inflación, (el gobierno de Mauricio Macri) optó por reducir al mínimo el financiamiento monetario del déficit, lo que redundó en un fuerte proceso de endeudamiento externo”, dice a BBC Mundo el director de la consultora Analytica, Rodrigo Álvarez.

La situación en la región

El informe de Cepal revela que en base a las cifras del tercer trimestre de 2018, la deuda pública bruta en relación con el PIB en América Latina aumentó en 2018 impulsada por Argentina y Brasil.

En el caso de Brasil, el nivel de endeudamiento público alcanza el 77,2% del PIB, seguido de Costa Rica, con un 52,5%.

El informe no incluye datos de Venezuela ya que no hay números disponibles.

En el fondo de la tabla se ubica Paraguay, con la deuda pública más baja de la región, equivalente al 16,2% del PIB.

“América Latina enfrenta nuevas condiciones. Hay distintas economías con distintos desafíos. Las condiciones se volvieron más complejas en términos de crecimiento y en lo que respecta al sector externo”, dice Esteban Pérez de la División de Desarrollo Económico de Cepal a BBC Mundo.