El caso del hombre que mató a su esposa y acabó asesinando a la abogada que lo defendió, con la que tenía una relación

Un doble crimen vuelve a poner el foco en la violencia machista en España.

Un hombre de 50 años, que había sido condenado en 2005 por haber matado a su esposa, fue acusado de asesinar a la abogada que lo defendió en el caso de la muerte de su mujer.

La víctima es Rebeca Santamalia Cáncer, una abogada de 47 años con quien el supuesto asesino, José Javier Salvador Calvo, mantenía una relación sentimental, según confirmaron las autoridades de Zaragoza (norte de España), donde se produjo el suceso.

La policía encontró el cadáver de Santamalia el jueves en la casa de Calvo, con signos de arma blanca, después de que el marido de ella, al que no se ha identificado, alertara sobre su desaparición.

El supuesto culpable se suicidó.

El caso se conoce poco después del asesinato machista de la joven profesora Laura Luelmo el pasado mes de diciembre, que conmocionó a la sociedad española.L

En libertad condicional

Calvo fue condenado en 2005 a 18 años de prisión por el asesinato de su esposa dos años antes, a quien propinó nueve disparos.

Santamalia fue la letrada que defendió a Calvo en su juicio, en 2004.

Su condena no se cumplía hasta 2021, pero en enero de 2017 se le concedió la libertad condicional pese al informe desfavorable de la junta de tratamiento del centro, según informa el diario El Mundo.

El suceso ocurrido esta semana se descubrió a raíz de una alerta del marido de Santamalia.

A las nueve de la noche de este jueves, el esposo de la abogada avisó a la policía de que su mujer no había regresado a casa, tras lo que los agentes hablaron con el entorno de ella y se les encaminó hacia la vivienda del supuesto asesino, informó la delegada del gobierno español en la región de Aragón, Carmen Sánchez.

Al no responder nadie ni al teléfono ni en el domicilio, los agentes localizaron a la hermana de José Javier Salvador Cano y entre las 4:00 y las 4:30 hora local hallaron en el interior de la vivienda a la abogada asesinada “con evidentes signos de arma blanca”, recoge la Agencia Efe.

Sánchez dijo que la investigación realizada apunta que la abogada mantenía una relación sentimental con el supuesto asesino.

Esa misma noche que el cadáver de Santamalia fue hallado, la policía tuvo un encuentro con el supuesto asesino, sin saber que era éste.

Agentes de la policía nacional vieron a un hombre en el viaducto de la ciudad y éste echó a correr, cuando los agentes se le acercaron. El hombre se acabó arrojando al vacío.

Confirmaron la identidad del mismo por huellas dactilares y comprobaron que se trataba de Calvo. En el momento de la muerte, llevaba encima gran cantidad de dinero. “Fue entonces cuando la policía cruzó ambas historias”, informa el diario El País.