Familia en extrema pobreza necesita ayuda urgente

Una familia en extrema pobreza del cantón San Ernesto de Nuevo Cuscatlán necesita de la ayuda samaritana de los salvadoreños.

Nayeli, la niña que usted  ve en la foto, padecía de una grave enfermedad de nacimiento. Su madre tenía que recorrer extensos kilómetros para poder llegar al casco urbano de su municipio y luego trasladarse hasta el Hospital Nacional Benjamín Bloom.

Según el testimonio de los familiares de la niña, la municipalidad les apoyaba con transporte y víveres para poder subsistir y sobrellevar la enfermedad, pero lamentablemente Nayeli falleció hace algunos meses.

Ahora se enfrentan a otra grave situación, la abuela de Nayeli tiene cáncer terminal. Todas las mañanas se levantaba de madrugada para caminar varios kilómetros y poder llevar un poco de agua hasta su vivienda, una pequeña choza elaborada con láminas marcadas con pequeños orificios color café producto del paso del tiempo.

Su hogar, plagado de gallinas, patos y pollos que dejan una estela constante de estiércol que se mezcla con el lodo del patio, está por caerse por el mal estado de las columnas de madera.

Estas personas sobreviven de una pequeña parcela de maíz, pero es muy insuficiente para subsanar todas las necesidades de la familia, por lo que hoy piden la ayuda de los buenos corazones de los salvadoreños para poder tener una vivienda digna, alimentación y acceso a un tratamiento para el cáncer.