“Houston, no tenemos un problema”: astronauta llamó por error al 911 desde la Estación Espacial

Llamar al teléfono de emergencia 911 es cosa seria, y el abuso o la broma al respecto puede no solo desatar afectaciones a las entidades de respuesta (paramédicos, policías, bomberos y demás) sino implicar sanciones para quien hace un uso impropio de ese servicio.

Pero cuando la llamada proviene del espacio el asunto cobra una dimensión muy singular. Y puede hacer creer en Houston, como sí le sucedió a la misión Apollo 13, que “tenemos un problema”.

André Kuipers es un médico y astronauta holandés que ha realizado dos misiones a bordo de la Estación Espacial Internacional. Una en 2004, que duró 11 días, y otra entre 2011 y 2012, con duración de seis meses. Y fue durante su tiempo en el espacio que Kuipers realizó, por error y en realidad casi sin darse cuenta, una llamada telefónica al número 911 que desató una conmoción en Houston, sede de la base de control de misiones de la NASA.

El astronauta holandés André Kuipers poco después de regresar a la Tierra tras pasar 6 meses en la Estación Espacial Internacional. (Getty Images)

Kuipers contó a la estación radial holandesa NOS que en una ocasión quiso hacer una llamada telefónica desde la Estación Espacial Internacional. Para ello, debió marcar el 9 para obtener una línea externa y luego el prefijo 011 para indicar que su llamada era de tipo internacional.

Pero, por error, al hacerlo omitió el número 0 y acabó marcando el 911.

Ciertamente, no existe posibilidad de que tal llamada, incluso si fuese motivada por una emergencia real, hiciera que un equipo de rescate saliera vertiginoso en un cohete rumbo al espacio para socorrer al astronauta en aprietos. Pero, al estar conectado el sistema telefónico de la Estación Espacial Internacional al centro espacial de la NASA, cuando Kuipers marcó el 911 en realidad se comunicó con la central de emergencias de Houston, Texas.

Y aunque la conexión telefónica al parecer fue realmente muy breve y Kuiper colgó inmediatamente, bastó para que se desatara una movilización. De acuerdo a Newsweek, su error de marcación desató una alerta de seguridad en la NASA en Houston y personal de emergencia acudió a revisar el lugar donde se conectan los sistemas de comunicación con la Estación Espacial Internacional.

Al día siguiente, Kuipers recibió un email donde se le preguntó si había llamado al 911.

El astronauta recordó ese incidente para ejemplificar lo fácil que es llamar a teléfonos en la Tierra desde la Estación Espacial Internacional, y explicó que cerca de un 70% de las ocasiones es posible establecer comunicación desde el espacio con una línea telefónica terrestre.

“Me desilusioné un poco porque ellos no vinieron acá”, bromeó Kuipers sobre su marcación al 911.

Y también contó que aunque es sencillo entablar la conexión telefónica, en ocasiones las conversaciones se dificultan porque existe un poco de retraso en la llegada del audio del espacio a la Tierra, lo que hace que quien recibe la llamada piense que quien les telefoneó se ha quedado mudo o, en otros casos, se complique seguir el hilo de la plática.