Italia duda de Cristiano

La eliminación de la Juventus en cuartos de final de la Coppa Italia ha hecho que muchos en el país transalpino comiencen a replantearse muchas cosas en torno a la Vecchia SignoraY no se salva ni Cristiano Ronaldo. El rendimiento del portugués, que con tan buen pie comenzó la temporada, es siempre analizado al detalle en los buenos y en los malos momentos. Por ello no ha pasado por alto su bajón en los cinco partidos que los juventinos han disputado en 2019.

La Gazzetta dello Sport, en su edición de hoy, asegura que desde el cambio de año se está viendo a un Cristiano “demasiado humano”, una expresión que resume a la perfección que su rendimiento sea insuficiente cuando, para cualquier otro jugador, sería más que aceptable. Y es que Cristiano no es solo la estrella del equipo. Desde que llegó es el hombre destinado a dar el empujón que la entidad necesita para subir el peldaño en el que desde hace años se ha estado tropezando: la Champions. Esa será la auténtica vara de medir, por lo que aún es pronto. Pero en Italia comienzan a surgir dudas sobre la capacidad de Cristiano para liderar al equipo hacia ese objetivo.

La Gazzetta se basa en algunas estadísticas: ante el Atalanta, en el encuentro que supuso la eliminación de los de Allegri de la Coppasolo dio 9 pases buenos, lo que si bien evidencia la dificultad para asociarse con sus compañeros en Bérgamo, no refleja una tendencia en el juego del portugués, que incluso ha mejorado esta temporada en esa faceta con respecto a su último año en el Real Madrid. Más datos. En las últimas cuatro temporadas en el Real Madrid promedió entre 1,2 y 1,5 ocasiones claras de gol por partido. Este año esa estadística ha bajado a menos de 1. Igualmente se ha reducido su presencia en el área rival, pasando de entre 7,3 y 9,3 toques de balón en esa zona por partido a 6,5 con la Juventus.

Más alarmantes son sus números en los partidos que la Juventus juega en casa. En los 11 encuentros de la Serie A que se han jugado en el Allianz Stadium, Cristiano solo ha visto puerta en cuatro, aunque eso no ha impedido a la Juve haber ganado todo en su campo. Fuera de casa la historia es bien diferente. Ha marcado en 8 de los diez partidos a domicilio, siendo un seguro de vida para su equipo lejos de su estadio. Si nos ceñimos a 2019, Cristiano ha sumado solo dos goles en cinco partidos, aunque uno de ellos significó el primer título de la temporada (la Supercopa de Italia ante el Milán). Un bajón que, por otra parte, no es la primera vez que el portugués sufre a estas alturas de la temporada.

Números todos estos que no hacen saltar las alarmas, pero que ayudan a que surjan nubarrones en el horizonte juventino. Un horizonte en el que se atisba la Champions como gran desafío. Con la Serie A totalmente encarrilada (es junto al PSG el único de las grandes Ligas europeas que se mantiene invicto), el torneo europeo marcará la diferencia entre una temporada histórica o una simplemente buena para la Juventus. Y también para Cristiano.