“La Palabra de Pablo” una película salvadoreña de alto nivel que será transmitida en HBO.

Foto, Nueva República

La Palabra de Pablo narra la historia de una familia salvadoreña de clase media alta que enfrenta un sin fin de problemas acaecidos por Pablo. Él es hijo de un abogado que en años anteriores estuvo involucrado en casos de corrupción, ahora intenta rehacer su vida con una nueva pareja a su lado, quien es mucho más joven que él. Pablo la detesta y para tratar de apartarla de su padre, inventa muchas mentiras que terminan emproblemándolo.

Nueva República habló con el actor salvadoreño Carlos Aylagas, protagonista de la película.

-Cuéntanos sobre Pablo.

Pablo es hijo de un abogado que tiene casos de corrupción en el pasado, es una persona rencorosa, vengativa, llena de ira, que lo único que busca es su propio bien y no le importa los medios con tal de conseguir su fin.

-¿En que está inspirado el personaje de Pablo?

Está inspirado en Yago, que es un personaje de la obra Otelo de Shakespeare, que es el villano de la obra.

-Y en la vida real ¿Quién es Carlos Aylagas?

Pues soy actor salvadoreño, nací y crecí en El Salvador, realicé mis estudios en Los Ángeles, estuve un tiempo en México y desde hace 4 años he estado en la industria del cine, y pues trato de hacer crecer esto y poner el nombre del país en alto.

-¿Cómo fue el proceso del casting para La Palabra de Pablo?

Yo conocí a Arturo (director de la película) un año antes de que todo el proyecto empezara. Me reuní con él y me contó sobre la película, me dijo que quería que yo participara pero que todavía no estaba seguro en qué papel iba a estar… Ya después de un tiempo Arturo me dijo que el proyecto tenia luz verde y quería que les hiciera unas escenas para el revisarlas y ver en qué papel me ponía, él me mando ciertas escenas para que yo las grabara, las grabé y se las mandé, luego me llamó a la semana para darme la noticia que iba a ser el protagonista de la película.

-¿Cuándo se grabó la película?

Se empezó en abril de 2016 y se terminó de grabar a finales de mayo de ese mismo año.

-¿Cuál es el lugar más emblemático de El Salvador en donde se grabó la película?

Definitivamente, la isla de Teopán, en el lago de Coatepeque. Ahí se filmó la mayor parte de la película.

-¿Algún proyecto a futuro que tengas?

Ahorita estoy trabajando en otro proyecto, no puedo decir mucho por cuestiones de confidencialidad, pero solo les puedo decir que es una serie de televisión salvadoreña.

-¿Cómo cambio la vida de Carlos, después del papel de Pablo?

Pues tuvo un efecto bastante grande, porque Pablo es totalmente diferente a lo que soy yo, y durante el proceso fue un poquito difícil porque tenía que convertirme en esa persona que era mala, y uno como actor no puede juzgar a su personaje y de cierta forma yo tuve que entender todo lo que hacía Pablo y porqué lo hacía. Y eso como que  te da otro punto de vista para ver  la realidad, porque si denota un poquito la realidad que se vive, pero traté de entender un poquito a toda la gente que hace algún acto malo o indebido, aunque no se puede justificar, pero aprendí a entender.

Antes de La Palabra de Pablo, ¿trabajaste en otros proyectos como actor?

Sí, hay un proyecto que hice en Guatemala  que se llama “2500 kilómetros” que habla sobre la migración y violencia doméstica y que también ha tenido bastante reconocimiento a nivel internacional en muchos festivales de cine y también fue adquirido por HBO.

Que le podrías decir a los jóvenes salvadoreños que les encanta la actuación y que quizá piensan que no hay futuro acá en el país.

Pues que los sueños si se pueden hacer realidad solo que requieren muchísimo trabajo, no hay nada que se pueda lograr sin perseverancia, sin paciencia, sin trabajo duro y siempre se tiene que empezar desde el principio, paso a paso, si alguien quiere ser actor, lo primero es prepararse, estudiarlo así como cualquier otra carrera, uno tiene que estudiar actuación, y empezar a involucrarse en todos los proyectos que pueda, ya sea lo más pequeño pero hay que involucrarse y así empezar a crecer poco a poco.

“Esta es una ventana para el país para que nos vean afuera y ya estamos en ese proceso,  HBO y Sony Pictures compraron la película para Estados Unidos y Latinoamérica y esto ayudará de una manera increíble al país porque toda la gente de afuera empezará a ver con otros ojos realmente lo que es El Salvador, ya no será solo hablar de violencia, de problemas políticos, sino darle otros colores totalmente.”  Concluyó Aylagas.