Masacre en Suzano: “¡Vamos a morir, vamos a morir!”: así vivieron los sobrevivientes y sus familiares el tiroteo masivo en una escuela de Brasil

En la ciudad de São Paulo, una adolescente de 17 años, que prefiere no se revele su identidad, cuenta que hablaba por teléfono con su novio la mañana de este miércoles cuando el chico escuchó cinco estampidos del otro lado de la línea.

Él preguntó a su novia: “¿Eso son tiros?”. La joven solo tuvo tiempo de confirmar antes de apagar el teléfono.

Todavía no lo sabía, pero la escuela estaba siendo atacada. Dos exalumnos habían entrado y mataron a cinco estudiantes dos funcionarias. Antes, ya habían disparado al dueño de una empresa de alquiler de vehículos, que murió en el hospital, y robado uno de los autos. Otras 11 personas resultaron heridas. Por la noche, la policía confirmaba la muerte de 10 personas, incluidos los criminales, que se suicidaron al final del tiroteo.

La adolescente cuenta que estaba en el pasillo, en el área externa en la escuela. “Me agaché al lado de un trabajador, intenté poner la cabeza más abajo, pero no lo conseguí, así que dejé una parte de mi brazo expuesto hacia arriba para que, si él [el tirador] me golpeaba, el daño no fuera tan grande”, le cuenta a BBC News Brasil.

En medio del pánico y la desesperación, recuerda la joven, algunos de los estudiantes todavía desconfiaban y pensaban que era una broma. “A esa hora, el chico con la máscara [uno de los autores del atentado] disparó a una niña y dijo que no lo era”, dice.

“Luego abrieron la puerta para correr, pero los que estaban agachados no consiguieron levantarse rápido. El personal empezó a correr por encima de nosotros, pisando a todo el mundo. Mi cara todavía está sangrando, me golpeé el brazo, yo estoy toda morada” , dice mostrando las heridas.